Últimas Noticias

El “detrás” del supuesto “mole falso” de pequeños productores de Atocpan

febrero 2nd, 2020 | by Javier Juarez
El “detrás” del supuesto “mole falso” de pequeños productores de Atocpan
Milpa Alta
0

Si desde 1975 el profesor Rodolfo Borja Borja tuvo la visión de impulsar al año siguiente la creación de una Feria del Mole para que los habitantes de Atocpan tuvieran una ventana importante para dar a conocer la elaboración de este producto a nivel Ciudad de México y después a la región centro del país ya había la intención de que este naciente negocio se quedara en manos de unos cuantos, al ver que los vecinos y ex integrantes de la cooperativa “Moles Don Pancho” comenzaron por su cuenta también la confección del mismo para ganarse la vida con esta actividad, tal parece que la tradición de ver con envidia a la competencia prevalece.

Esto es, sin duda, el motivo que ha generado que los productores más grandes de Mole de este poblado de Milpa Alta quieran seguir continuando con la idea de querer hacer ver menos a sus propios vecinos y hasta compadres todo por la ambición de ser ellos y solo ellos quienes vivan de la producción y venta de la denominada también “suculenta tradición” de esta actividad, tal y como hicieron durante años al allegarse para si la Feria que cada octubre trae a la demarcación a pico más de 3 millones de visitantes y que hasta 2012 los atocpenses decidieron recuperar para que la derrama económica de la Feria del Mole sirviera para lo que la ideó el profesor Borja; para que los lugareños de este rincón de la Ciudad de México prosperaran económicamente y dejaran de depender solo de la venta de leña a puntos como Xochimilco como consta en los registros que desde principios del siglo XX mantiene el Consejo de la Crónica de Milpa Alta.

La envidia “Histórica”

La forma desleal de los productores más importantes de mole de Atocpan de quererse deshacer de su “pin…churrienta competencia”, como llaman en sus charlas de copas algunos de los propietarios de los grandes negocios del lugar, no es nueva, si recordamos las anécdotas que nos cuentan quienes osaron en la década de los setentas y principio de los ochentas en comenzar a abrir sobre la avenida Miguel Hidalgo (la vialidad más concurrida del poblado), sus locales para la venta de mole y al mismo tiempo restaurantes a quienes les boicotearon hasta su acceso a la Feria.

Por esto último, varios “moleros”, como se les conoce ahora a los propietarios de estos negocios, optaron a mediados de la década pasada por organizar y operar una Feria del Mole alternativa, que por dos años se colocó al costado este de la carretera Xochimilco – Oaxtepec, justo frente a la Feria tradicional”, lo cual evidenció públicamente el descontento entre los atocpenses sobre la forma poco leal de quienes buscan seguir queriendo que nadie más que ellos se beneficien de esta actividad.

Mole “Falso”

Otra de las estrategias que principalmente los propietarios de casas como Moles Don Pancho”, (que aunque se ostenta como cooperativa para evadir el pago de hasta el 95% de impuestos a todos los mexicanos, vía el SAT, nunca lo fue ni es en la práctica), “Moles Chio”, y “Moles Victoria”, llamada hoy comercialmente también “Moles Virrey”, para deshacerse de su competencia que se ha ganado casi el 90% de las compras que a diario y más en fines de semana los turistas nacionales y extranjeros realizan en Atocpan ha sido la de afirmar que el mole que se vende en los pequeños negocios no es “de calidad”.

Si bien hay de precios a precios en el mole que se vende, también es cierto que algunos productores de este artículo (incluidos los grandes) utilizan sustitutos o materias primas de baja calidad para reducir al mínimo el costo de producción y obtener mayores utilidades por la venta de cada kilo de mole, como en todos lados.

Otro punto que ha hecho que los propios consumidores de mole opten comprar en los pequeños negocios ubicados en Atocpan, ha sido la mejor publicidad que existe de la calidad de los mismos, la de “boca en boca”, que siempre llevará enorme ventaja a la comercial expuesta en los medios tradicionales de comunicacion, que incluye, (obvio está), el no tener afectación a su salud como en este #FakeNews de Televisa se busca “mostrar”.

La “calidad de primera” de “Moles Don Pancho” y sus MOLES REALMENTE FALSOS

Si de “Moles Falsos” se trata, en este espacio desde hace más de una década hemos denunciado la forma engañosa en la que estas 3 grandes productoras de mole han sido evidenciadas por instancias como El Poder del Consumidor por agregar a sus “Moles”, sustancias para potenciar su sabor y conservar el producto mayor tiempo en anaquel, mismas que no declaran en su etiqueta que muestran al público como extractos de carbón mineral que si bien reduce al mínimo las agruras al consumir el producto, a la larga es factor preponderante para el desarrollo de cáncer de estómago y otros males congénitos de quien compra en supermercados o comercialmente los productos de “Moles Don Pancho”, “Moles Chio” y “Moles Virrey”.

Esto, fue hecho del conocimiento reiteradamente desde hace casi una década de la Cofepris, sin embargo, al catalogar al mole como un insumo “de la cocina tradicional mexicana”, jamás han querido sancionar o clausurar las plantas de estas empresas como por Ley procedería al constituir un riesgo para los consumidores.

Usando esta omisión legal es como estos 3 grandes productores, pero principalmente “Moles Don Pancho” ha conseguido eludir las regulaciones para exportar su producto, lo cual tanto ONGs como la propia Poder del Consumidor y Alianza Por una Vida Saludable, (quienes recientemente lograron que los productos altamente procesados ahora por Ley cambien su etiquetado y a partir de marzo muestren si su consumo es riesgoso para la salud o no) han denunciado en no más de una ocasión, por lo que si a “Moles Falsos” vamos, estas 3 marcas y sus subsidiarias que producen son las únicas que están en la lista, porque a parte de insumos sintéticos, ya ni siquiera usan conservadores naturales.

Comparte con tus amigos:
Facebook0
Twitter1k
Visit Us
Follow Me
Youtube1k
Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *